Nota a mis lectores

Como muchos de ustedes habrán notado, estoy ausente de Twitter y Facebook desde comienzos del mes pasado. Hoy quiero contarles que no tengo prevista una fecha de regreso.

A todos les consta que en varias oportunidades, en el pasado, he puesto mis cuentas en dichas redes sociales al servicio de múltiples causas sociales, académicas, políticas, periodísticas, humanitarias, cívicas, etcétera; asumiendo las consecuencias de cada palabra que he escrito, principalmente en mis trinos.

Sin embargo, desde comienzos de septiembre –y con el objeto de preservar mi tranquilidad y aprovechar mejor mi tiempo– resolví marginarme tanto de Twitter como de Facebook, por lo cual, en las semanas recientes me he visto en la penosa situación de rechazar varias invitaciones que me han hecho para sumarme a campañas de distinto origen y variados propósitos.

En adelante no participaré en ninguna controversia ni discusión relacionada con política, ni siquiera de manera tangencial. He resuelto que cualquier opinión mía sobre esos temas o asuntos de coyuntura noticiosa sea manejada únicamente en mis caricaturas de Semana, en mi programa NSN Noticias y en mis blogs; además de mis ocasionales apariciones en Instagram. Nada más.

Desde que inicié este proceso de ‘desintoxicación digital’ mis días han sido más tranquilos, he aprovechado mejor mi tiempo y he tenido ocasión de estar más cerca de mi familia y mis amigos; cosas todas que valoro inmensamente.

Por otra parte, ha sido una grata sorpresa descubrir que las redes sociales son menos importantes en mi vida de lo que yo imaginaba. Las cosas ‘trascendentales’ que ocurren en Twitter, si de verdad valen la pena, son divulgadas por otros canales, como las emisoras de radio, los noticieros de tv o las páginas web de los medios de comunicación.

Repito: esta decisión sólo obedece a razones estrictamente personales y espero que así lo entiendan; puesto que no hay ninguna otra motivación.

Les agradezco su comprensión.

e-mail: vladdinstagram@gmail.com