Ocurrió en la Zona Rosa

Esta historia es real; les ocurrió a un par de colegas, en el norte de Bogotá.

Hace poco, un periodista bogotano salió a dar un paseo por la Zona Rosa con un colega suyo de Guayaquil que se encontraba de visita en la ciudad. A la salida de un restaurante fueron abordados por uno de esos vendedores que ofrecen a los transeúntes imitaciones baratas de relojes finos como Mont Blanc, Cartier, Tag Heuer, etcétera.

Como es costumbre, el vendedor empezó a caminar junto a ellos y después de una insitencia de más de media cuadra, el periodista colombiano se enredó en un regateo por un ‘Rolex’ con el intenso trabajador informal. Como último recurso para quitárselo de encima, le ofreció una cuarta parte del precio que originalmente le cobraba por el reloj, propuesta que el señor del rebusque finalmente aceptó. Un billete de $20 mil le alcanzó al bogotano para pagar el reloj, zafarse al mercachifle y retomar su papel de guía capitalino. “Buen negocio”, pensó.

Mientras se alejaban, los periodistas se pusieron a curiosear la pieza recién adquirida. Parecía auténtica no sólo por su peso y su apariencia exterior, sino por los logos en relieve que se podían apreciar en distintas partes del aparatico. Tanta ‘perfección’ dejó absolutamente descrestado al ecuatroiano. “Se ve tan bien hecho que no parece falsificado sino robado”, comentó incrédulo.

Para salir de dudas, regresaron a la esquina donde el vendedor seguía ofreciendo su mercancía, y el periodista colombiano, con no poca dosis de ingenuidad, le preguntó: —Oiga, ¿no será que este es un reloj robado? 

El hombre no dejó terminar la pregunta y, con toda la frescura del mundo, le respondió:
Nooo, patrón; le garantizo que es ‘chiviado’.

P.S.: Nota originalmente publicada en la sección Vladdomanía, de la revista Semana, en 2009.

2 comentarios sobre “Ocurrió en la Zona Rosa

  1. La misma historia le paso a todo el pueblo de BIEN Colombiano con el engaño al q fue sometido hace 10 años con una hiena que se coló en Palacio de Nariño y resulto ser un BANDIDO con el alias de Alvaro Uribe Velez; lo grave de la estafa es que este PICARO sigue suelto y haciendo daño al país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s