Una luz que no cesa

Caricatura conmemorativa, publicada en El Siglo, el 17 de diciembre de 1987.
El 17 de diciembre de 1986 fue asesinado a la salida de su periódico don Guillermo Cano Isaza, director de El Espectador.
Desde entonces, han pasado muchos años, muchos fiscales, muchos informes periodísticos, muchas marchas de protesta, muchos premios en su nombre, muchas investigaciones exhaustivas y muchas rasgadas de vestiduras, pero lo cierto es que, 25 años después, ese caso sigue en la más completa impunidad.
Y [casi] nadie se indigna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s