Mi partida de la Ola Verde

Me habría gustado no tener que escribir esta nota jamás, pero las circunstancias me han empujado dolorosamente a hacerlo. El año pasado, gracias a su discurso antipolitiquero, yo me subí a al proyecto de la Ola Verde y en su defensa puse todo mi empeño. Pese a las críticas de quienes nunca me habían visto tan comprometido con causa política alguna decidí colaborar generosa y desprevenidamente. Repartí afiches, firmé camisetas, asistí a reuniones, escribí artículos, participé en comerciales, llené mi carro de calcomanías, subí videos a YouTube, etcétera.

Como muchos otros seguidores del girasol, sufrí como loco en los debates presidenciales, padecí los errores de Antanas, me aterré con sus contradicciones y quería que me tragara la tierra cuando empezaba a patinar frente a las cámaras. Pero seguí con él y el proyecto verde hasta el final, cuando fuimos apabullados en las urnas.

Desde el golpe de la primera vuelta, sabíamos que ganar en la segunda era prácticamente imposible. Conocíamos las debilidades de nuestro candidato y la fortaleza de Juan Manuel Santos, que contaba con el respaldo del país político tradicional y de toda la maquinaria del Estado. Sin embargo, estuvimos junto a Antanas porque pese a sus tropezones, sabíamos que obraba de buena fe, que era consecuente con su compromiso de no transar principios y que no admitía la politiquería. Conscientes de que íbamos a una derrota casi fija, continuamos con la convicción de que obrábamos bien, de que estábamos del lado correcto, de que defendíamos unos ideales nobles.

En la tarima, lloré amargamente mientras acompañaba a Antanas cuando aceptaba con gallardía su derrota. Fue una jornada dolorosa y gris, en que la impotencia se apoderaba de los centenares que estábamos presentes en el salón de ese hotel y de otros tres millones de colombianos que desde muchos rincones del país veían frustrado ese anhelo de cambio y renovación. Aunque perdimos dignamente, con la frente en alto, dolía ver que otra vez había ganado la vieja forma de hacer política. El clientelismo, la picardía y la maquinaria habían aplastado la esperanza.

Desde entonces el Partido Verde cayó en un letargo que lo ha tenido postrado durante meses y en medio de la crisis del invierno o de la voracidad minera ha brillado por su silencio. Y para completar, en busca de la alcaldía de Bogotá, la dirigencia verde ha resuelto aunar esfuerzos con Álvaro Uribe, el mas típico representante y beneficiario de la odiosa política del todo vale; decisión con la cual el Partido Verde no sólo colmó la copa de mi desilusión, sino que mandó al traste todo lo que construyó el año pasado.

Por eso renuncio a ese proyecto que una vez vi como una luz de optimismo, pero que ahora se diluye en el detestable pragmatismo político de siempre.

38 comentarios sobre “Mi partida de la Ola Verde

  1. lamentablemente es politica y se van alejando de un partido verde y sano a un partido verde biche q no fueron capaces de alejarce de las supuestas corrientes politicas de siempre

  2. Joder, cuanta razon tiene ud, hace poco menos de un año escribi esto : http://desdemioscurorincon.wordpress.com/2010/04/14/los-costos-del-tsunami-verde/

    Ahí esta los costos de cada campaña, la una en millones de pesos y la otra en millones de sueños, cual es más costosa? Yo creo que la de Mockus porque este hombre ha despertado, como hacia mucho tiempo no pasaba, las esperanzas de bondad de mucha gente, gente que en gran medida no han tenido contacto con la política mas allá de sentirse defraudados por quienes prometen y no cumplen, así pues si Antanas gana y no puede gobernar- o no lo hace de acuerdo con la esperanza de estos miles de almas desesperadas por poder respirar un nuevo mundo- la desesperanza nos atropellara en forma de uribismo oscuro y profundo.

  3. No lo había visto de ése modo…es una pena que el Partido Verde haya perdido tan influyente integrante y que el partido verde se haya perdido entre tan influyente “ex-presidente”

  4. Apreciado Vladdo, me parece estar escribiendo tu artículo, creo que es la perfecta interpretación de los 3.600.000 personas que con algunas excepciones; sentimos y vivimos todo lo que dices.

    Sin embargo antes de tu decisión definitiva delibera: si es lo mismo ser de la OLAVERDE ó SER DEL Partido Verde.
    Seguramente podríamos llegar a la misma conclusión que hemos llegado muchas personas que hoy estamos uniéndonos, alrededor de un pensamiento que enaltece el verdadero valor del HONORABLE CIUDADANO, activo y que nos convocamos por una página http://www.OLAVERDE.co ; pues veíamos venir lo que ayer se desenlazo.
    Por favor no tires la toalla y no nos dejes a quienes estamos completamente identificados con tus sentimientos de ciudadano de avanzada.
    La razón es muy sencilla, el problema no es de quienes como tu conformamos la OLAVERDE, que es diferente al Partido Verde y que obviamente esta por encima del PV, la OLAVERDE es lo que tu describes, no es una personería jurídica oligarquizada, por quienes solo pretenden un pedazo de poder y que adicionalmente están permitiendo dejar entrar a gente CON TACHA, sin pensar en nosotros.
    La OLAVERDE, va mucho más allá y somos quienes decidiremos lo que va a pasar en las próximas elecciones, sobre todo en Bogotá.
    Por eso sería muy triste y con dificultad aceptaríamos que gente con tu pensamiento centrado en el ciudadano se aparte de lo que es un grito necesario, para por lo menos moderar las feas y vulgares costumbres políticas en Colombia.
    Arriba la OLAVERDE http://www.OLAVERDE.co
    Diego Zuluaga
    Especialista Derecho Médico
    Pontificia Universidad Javeriana

  5. cuando resolvieron aunar esfuerzos con Alvaro Uribe? donde está la noticia? donde está el comunicado oficial? usted está actuando mas reaccionariamente a declaraciones de Uribe, que en consecuencia con posiciones oficiales del partido (de acuerdo, todavía no hay ninguna, pero las experiencias del pasado les enseñaron que hay que pensar cuidadosamente cada palabra, cualquier declaración podrá ser utilizada en su contra…)

  6. Soy de los que incluso conservan la manilla porque para mi no fue moda, pero hoy no quiero saber del partido verde exceptuando a Sergio Fajardo.

  7. La dirigencia del partido verde no se ha decidido nada. Peñalosa puede decir lo que quiera como cualquier persona, pero él no es el partido verde. Que malo sería un partido en el que todos opinaran exactamente lo mismo.

    Es mala costumbre poner en la boca de la gente cosas que no ha dicho, usted no debería hacerlo.

  8. Señores, el Partido no es sólo Peñalosa ni es sólo Bogotá. En el resto del País el rechazo a esta unión es generalizado, no nos sentimos representados, pero esto no es razón para abandonar un proyecto q es a futuro y q tiene una inmensa vocación transformadora. Tenemos q seguir dando la pelea incluso al interior del Partido. Juntos es posible, separados imposible!

  9. Aunque respeto su desición no estoy de acuerdo.. pienso que la salida fácil es abandonar.. yo por mi parte que viví hasta la médula tambien el proceso de la Ola Verde, lucharé hasta el último momento por hacer que se nos escuche, antes que una carta de despedida prefiero hacer una carta propositiva, ojalá tuviera la influencia que ud tiene para que ella llegara a oidos más rápidos de la DN. le dejo el link por si le interesa analizarlo: http://www.facebook.com/note.php?note_id=204229189594096

  10. no estoy de acuerdo con su desicion. ellos han estado trabajando en las proximas elecciones para tener mas fuerza y presencia desde la base y lograr la presidencia en 4 anios. A los seguidores de este partido nos distingue la perseverancia y ahora es cuando debemos ser mas firmes que nunca. la clave es perseverar.

  11. me parece muy trascendental esa posición… aunque es cierto, nos han dejado sin una base para defender.
    Espero que al menos Fajardo -que no entiendo para qué se montó en ese PV- no nos decepcione.
    Lo otro es que la gente en general está muy feliz con el presidente actual, se han dejado influenciar por su aparente buen gobierno. Vladdo, siempre es bueno leer entre líneas. Saludos

  12. De acuerdo Vladdo. Varias cosas:

    1. Es increible que a pesar del santismo, el pais no se ha terminado de desuribizar.
    2. El partido verde no correspondió con dignidad ante los mas de tres millones de personas que votamos…
    3. El partido verde nunca fue un partido, fue una simple marca de unión de personalidades y egos que arrebataron una figura jurídica.
    4. ¿Qué tiene de verde el partido?
    5. La aceptación de Peña-loza es una demostración de politiquería que los hace cómplices del falsopositivismo y las chuzadas.
    6. Aunque le perdonamos los tropiezos de la vida electoral, Antanas quedó debiendo mayor altura ideológica para dirigir un partido.
    7. Con la el derretimiento del Polo y la decolorización de los Verdes, el país continúa en el frentenacionalismo uribizantista.
    8. Seguiremos con las mismas prácticas y la misma corrupción y los ciudadanos callados, aguantando a Samy, al exministro falsopositivador como si Egipto y Libio no enseñaran un nuevo camino para la historia.

  13. Vlado nació en el 63, yo nací en el 66, la primera vez que pude votar en el año 1986 por un Alvaro Gómez Hurtado, para luego encontrar como elector que mataron a 3 candidatos a la transformación del país: Luis Carlos Galan, Bernardo Jaramillo y Carlos Pizarro Leongomez. Volví a votar por Alvaro Gómez Hurtado y ganó Gaviria, para que finalmente el diablo lo matara. Aqui estoy leyendo a Vlado, de visita en Bogotá y habiendo llegado desde el Tolima hace 8 días. La única opción imposible es desfallecer. Adelante porque la unión hace la fuerza: por los principios del PV dejemos que Bogotá opine en las urnas. Sin dignidad no transformamos el país.

  14. “Cuando Antanas aceptaba con gallardía su derrota”…..Antanas tuvo todo menos gallardía, fue un mal perdedor. Acusó a los que votantes de candidatos rivales de haber sido obligados a votar y pagados para ello. No les suenan sus palabras: “vine porque quise, a mí no me pagaron”?

  15. “Cuando Antanas aceptaba con gallardía su derrota”…..Antanas tuvo todo menos gallardía, fue un mal perdedor. Acusó a los que votantes de candidatos rivales de haber sido obligados a votar y pagados para ello. No les suenan sus palabras: “vine porque quise, a mí no me pagaron”?

  16. Apreciados Vladdo, lectores y comentaristas de este Foro:

    Yo también siento la misma frustración, rabia y dolor. Me siento exactamente igual que aquel que entra en “sospecha de infidelidad” porque su pareja anda haciéndose sonrisitas con alguien del vecindario, a quien la mayoría admira por su gran atractivo y poder seductor.

    Hasta aquí solo pueden estar pasando tres cosas: 1) “ya lo hicieron”, 2) están a punto ó 3) es solo impresión, pues una sonrisita no se le niega a nadie y mucho más si se trata de la “belleza del barrio”.

    Lo aburridor es tener que entrar a investigar y tomar posición en caliente. Lo cierto es que la confianza entra en crisis y NO HAY GANADOR, salvo aquel seductor(a) si es que lo hace a propósito para “su ratico de gloria”. Igual, entre la pareja no se trata de encontrar un ganador sino UNA SOLUCIÓN, aunque para ello se requiera del cabroncísimo “hablemos, ¿si?”.

    A mi, que soy militante activo y aspiro al Concejo de Bogotá por el P.V., no me queda más alternativa que escuchar explicaciones para tomar una decisión objetiva.

    ¿Qué pasará conmigo? No lo sé francamente porque no me han contado nada.
    – Ó soy una güeva y no me he dado cuenta que detrás de ello hay algo positivo para todos,
    – Ó están a punto de echarme por “no estar pilo y dar la talla”.
    – Ó ya estoy echado desde hace tiempos y soy tan imbécil que no me he dado cuenta.
    – Ó soy tan insignificante que nunca he sido tenido en cuenta como para creerme tan importante y más bien soy “el affair” original, al que, tener en cuenta significa muy poco.

    De cualquier manera, hay que ver lo que realmente pasa porque el afectado no soy solo yo. También lo son, la gente que cree en mi y aquellos que trato de conquistar para la causa.

    Lucho Malambo. lmalambo@hotmail.com

  17. Tiene toda la razón no hay coherencia con estar en contra del “todo vale” y permitir que el candidato avalado por el partido acepte el apoyo del expresidente uribe… Debería revisarse si se mantiene el aval o se busca otro candidato

  18. Tranquilo Vlado, vivimos situaciones similares en ciudades distintas y aunque las palabras de Peñalosa sobre uribe nos palidecen el verde, creo que Ud. veneró un simbolismo político pero no interiorizó el trasfondo de cultura ciudadana, ética y pluralidad que algunos seguimos pensando lo representa este partido. Adoptar posiciones tan radicales es sorprendente en alguien como ud. a quien admiro por su crítica pero no por estas actitudes extremistas.

    un abrazo

  19. Es una lástima que después de todo lo que se logró el año anterior el partido verde acepte la “vinculación” de Uribe. Esto se traduce en la misma politiquería de siempre.

  20. Apreciado Vladdo, me da mucha ira al ver que un caricaturista aparte de ser un plagiador como lo es el de el tiempo ahora trate de burlarse de ud, odio a matador!!! mire la caricatura q hizo el inepto ese se burla de UD !!

  21. La gente que dio vida y forma al partido verde debe verse como un movimiento, no como un partido y no deje ni ilusionarse ni decepcionarse por causa de lo que “tres cabezas visibles” hagan o “deshagan”. Al interior del movimiento debe haber gente que, aunque desconocida, recoja las banderas y lance los globos. Hace dos o tres lustros Pena-Losa, Mockus y Lucho eran “nuevos”. YA NO LO SON. Como entonces, debe haber gente nueva… e ideas nuevas. Y de ser posible, menos traidoras. !O no?

  22. Ya lo decía Antonio Caballero, el partido verde era pate de la unidad nacional y el polo (aunque lo hace mal) es el único de oposición.
    Bactería habia dicho también que el partido verde era una moda que paso y en la que Valddo se quedó!

  23. Verdaderamente Alvarito es brillante en su maquiavelismo, mató dos pájaros de un tiro: apoyar a su siempre bien amigo Peñalosa (a mi modo de ver Caballo de Troya uribista) y acabar con las pocas esperanzas que nos quedaban en el Verde.

  24. Pues la verdad Antanas siempre me ha dado rasquiña, no me parece muy confiable. Y si el corrupto de uribe se les une y los girasoles lo aceptan, el futuro de nuevas alternativas tendrá la tristeza y la soledad de los girasoles de Van Gogh.

  25. esa es la desagradable política, entramos en ese cliché “te lo dije”, por ahí escuché hace unos días un comentario muy ilustrativo de la situación: “El partido de la U necesitaba un líder virtual, y cogieron de pendejos a Mockus y la poca gente sensata que lo acompañaba”, por que acudiendo a la sensatez, la Peña y el Garzo no son sensatos.

  26. El comportamiento de los mencionados miembros de la “ola verde” me hace acordar de muchos de los revolucionarios estudiantes de las universidades públicas de esta ciudad, para no ir muy lejos, que mientras son jóvenes estudiantes y comen de una coca fría su almuerzo, luchan, vociferan, cantan a la sociedad y lanzan piedras contra la fuerza pública como medida de rechazo a las políticas y formas de proceder de muchos funcionarios públicos que se bañan en oro con los dineros del pueblo y se olvidan de éste y su bienestar. Estos mismos jóvenes una vez graduados se transforman en otros totalmente diferentes que hacen lo posible por vivir donde viven quienes consideraban corruptos y por tanto atacaban, y ahora luchan por ocupar los cargos de quienes antes criticaron y abuchearon, se les olvida lo que criticaban y atacaban y comienzan a comportarse como ellos y tener las mismas prácticas corruptas e indeseables de los políticos para mantenerse en el poder, cuando no es que se unen a ellos y hasta los defienden… Desde luego que en las variopintas transformaciones de los mencionados colombianos también puede ocurrir que a quien antes defendían ahora lo ataquen v. gr. el Ministro Vargas Lleras que antes adoraba a Uribe y después de que éste sintió necesidad de un nuevo mandato y propuso una segunda reelección, aun sin hecatombe, el Ministro vio amenazados sus intereses de poder desde la presidencia, entonces declaró a Uribe enemigo acérrimo. Esto para confirmar que las transformaciones dadas por ansias de poder continúan sucediendo aún después de tener cierto poder… eso explica los nuevos mejores amigos y otras actitudes verdaderamente incompresible en la política.

    Mala memoria, ese podría ser el padecimiento de muchos colombianos, somos amnésicos políticos y lo peor, que ese tipo de amnesia es mágicamente producida por el deseo de dinero y poder que tienen algunos colombianos… pocos, muy pocos casos pueden identificarse de políticos coherentes que desde jóvenes, desde estudiantes mantengan sus ideales sin ser invadidos por el deseo de poder y dinero y con ello transformarse o adherirse a quien sea, sin importar haberlos criticados y señalado antes como corruptos.
    Así señor Vladdo que no se sienta mal, el sentimiento que a usted ahora lo obliga lucha de la Ola verde, le ha ocurrido a miles de colombianos cuando comete el inocente error de adherir a una campaña o a un político.
    De algo tendrá que servir ver la telenovela de RCN la Pola, en el que queda claramente presentado como aquellos que consideramos padres de la patria, lo único que querían era dominar el naciente país de la misma manera en que lo dominaban los virreyes españoles, es decir que cambiaba la mano que mandaba, pero seguían mandando de la misma manera. Esto para confirmar que árbol que nace torcido…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s