El guayabo electoral

Sin duda alguna, las del pasado domingo son las elecciones más traumáticas que yo recuerdo, pues cuando Misael Pastrana le ganó misteriosamente la presidencia a Gustavo Rojas Pinilla en 1970 yo apenas tenía seis años y no me fijaba en estas cosas. Luego, en 1978, parece que el triunfo de Julio César Turbay Ayala sobre Belisario Betancur fue muy reñido, pero eso tampoco lo registro en mi memoria.

Sin embargo, más allá de las anomalías y el despelote, de los cuales se ha hablado profusamente en estos días, hay que reconocer que hubo algunos hechos destacables el pasado domingo, empezando por el asunto de la seguridad: el gobierno dice que fueron las elecciones más tranquilas y pacíficas de la historia reciente. Creámosle.

Me gustó la chamuscada de ciertos fulanos y fulanillos, que no lograron llegar al Capitolio. Alegra ver cómo se tostaron personajes como Nicolás Uribe, Jaime Dussán, Jorge Visbal, Jairo Clopatofsky, Samuel Arrieta, Carlos Moreno ‘Descaro’ y otros varios que se me escapan. Y si lo anterior causa alegría, satisface más todavía ver los triunfos de Gilma Jiménez, Jorge Enrique Robledo, Simón Gaviria, Luis Fernando Velasco, Juan Mario Laserna y Germán Navas Talero.

En contraste con lo anterior, causa indignación ver al Gobierno nacional, en cabeza del propio Presidente y del ministro del Interior, haciendo reclamos por irregularidades en el conteo de votos o la presunta embriaguez del Registrador, sin decir ni mú acerca de las graves denuncias de los observadores de la OEA sobre la compra de votos en, por lo menos, seis departamentos; ni de la elección de los parientes y amigos de los para-políticos. Que dejen de tender cortinas de humo…

Voté en la consulta de los verdes y estoy feliz por haber contribuido con mi voto al triunfo de Antanas Mockus, a quien muchos queremos ver de presidente. Los tres ex alcaldes de Bogotá se anotaron un hit, luego de una campaña limpia y transparente. Ojalá que ese esfuerzo no se quede ahí y que logren consolidarse como opción de poder para las elecciones de mayo. Si todos los pesimistas nos uniéramos alrededor de la propuesta y el nombre de Antanas, a lo mejor les damos una sorpresa a los políticos tradicionales.

El resultado de la consulta conservadora me tiene sin cuidado y por eso no me metí en esa pelea y me da igual el triunfo del uno o de la otra. Si gana la inconsistente Noemí, ya se sabe que ella es capaz de dejar tirados a sus electores por cualquier chanfa burocrática. Ya lo ha hecho y lo hará nuevamente. Y si gana el rapaz Arias, es lo mismo que endosarle el partido al diablo; o sea, a Juan Manuel Santos.

Punto aparte. Si lo que tuvimos los colombianos el domingo fue semejante fiesta de la democracia (con rifas, payasos, sorpresas, trago y hasta pelea), ahora no podemos quejarnos de este espantoso guayabo.

5 comentarios sobre “El guayabo electoral

  1. Vladdo

    Si cada uno de los que votamos por los verdes el domingo pasado (escrutado el 50% somos 750.000, asi que creo que vamos a pasar de 1.000.000 de votos) conseguimos entre 2 y 3 votos NUEVOS podemos llegar a mas de 3.000.000 y con eso podemos ir a una segunda vuelta.

    Creo que Ud puede hacer un gran aporte en ese sentido.

    Juan Carlos Rueda C.

  2. A mi me hubiera gustado a Garzón como candidato, pero le daré mi apoyo a Mockus. Si él no gana, al menos tendré mi conciencia tranquila al haber votado por alguien honesto.

  3. Yo de Ustedes no estuviera tan optimista. Si bien es cierto las personas que nombra Vladdo merecen estar; fijemosnos que fué el triunfo de el hambre y la miseria ya que la gente vende su voto hasta por un tamal. Este País y lamentablemente es así hace muchisimo tiempo, está endosado al diablo. Dios nos agarre confesados, pero no por un cura PEDOFILO.

  4. Tiene razón Vladdo, Noemí es una comerciante muy sibilina y el otro un verdadero truhán y dejemos por ahora los Santos quietos. Ese trío unido a los del PIN y con una ayudita extra de Cambio Radical nos van a poner a bailar en las medias. Hecatómbicamente bigorneados: el testaferrato hace carrera en la presidencia de una Exrepública, ahí nos llevan.

  5. A mi en cuanto a Mockus me inquieta algo que esta circulando en las universidades públicas sobre un supuesto cobro que Mockus piensa proponer para los estudiantes de las universidades públicas, que porque ya hemos estudiado barato mucho tiempo, no recuerdo que hice el volante, creo que lo boté, pero si lo encuentro de nuevo te lo comparto.

    Que tan cierto será eso que esta circulando sobre Mockus?

    Saludos, estamos de acuerdo con Noemí, alegrías e indignaciones, en cuanto al candidato presidencial, creo que Pardo es una buena opción, pero no he investigado lo suficiente al respecto.

    Saludos! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s