¿A quién engañas, Noemí?

Se lanza de nuevo Noemí Sanín, la misma candidata que hace siete años se empeñaba en convencer a todo el mundo del peligro que representaría un eventual gobierno de Álvaro Uribe. Asustada como estaba por el creciente respaldo que recibía su paisano y entonces enemigo acérrimo, la doctora Noemí prácticamente se santiguaba al considerar un posible triunfo del hoy Presidente de la República.

Yo fui uno de los tantos contertulios que oyó a la flamante ex embajadora de Samper hablando bellezas acerca de su paisano. En un largo almuerzo decembrino en el restaurante Niko Café, de Bogotá, la simpática ex ministra de Belisario se aterraba imaginando lo que sería Colombia en manos del ex gobernador de Antioquia. Debo admitir que a mí, como a muchos otros colegas, el discurso de Noemí me sonaba auténtico; parecía creer en lo que decía y sus reservas sobre Álvaro Uribe hasta resultaban razonables.

Sin embargo, unos meses después, tras su aparatosa derrota electoral del 26 de mayo de 2002, todo ese cúmulo de argumentos antiuribistas desapareció como por arte de magia, y más adelante vimos a la otrora combativa candidata transformada en la nueva y sonriente embajadora de Colombia en España. Admito que para mí fue un duro golpe ver a Noemí convertida en representante de su archienemigo electoral, del cual discrepó tanto en campaña y con quien se suponía que tenía hondas diferencias no sólo políticas, sino morales.

Y aún sin reponerme de semejante impacto, mi decepción se convirtió en indignación, cuando vi que la cosa no se quedó ahí. Al parecer en un gesto de inmenso agradecimiento por semejante tacón diplomático (si fuera hombre habría que decir corbata), un buen día la enviada de Álvaro Uribe resolvió proponer la reelección de su jefe, idea que caló de inmediato en esta patria obnubilada y llenó de regocijo a las huestes furibistas del país. Esa sí fue la cereza que le faltaba al ponqué clientelista que la ex canciller de Gaviria ha sabido preparar a lo largo de su carrera pública, y cuyo principal ingrediente es la gelatina burocrática, de la cual ella se ha beneficiado tanto.

Muchos amigos míos, al verme defraudado, me decían una y otra vez que, tratándose de Noemí, no debería tener motivo para sorprenderme, pues su trayectoria habla por sí sola. Y razón no les falta. En su dilatada carrera pública, la recandidata presidencial no ha tenido reparo en trabajar olímpicamente para distintos señores, de diferentes colores y matices ideológicos, valiéndose de eso que los políticos profesionales llaman ‘servicio al país’, pero que no es otra cosa que el vicio de vivir a costa de la plata de los contribuyentes.

Así que no se les haga raro que en los próximos meses Mimí se despache contra los demás candidatos, haciendo toda clase de cuestionamientos, para celebrar luego otra derrota electoral aceptando uno de esos nombramientos que tanto le gustan y para el cual ya debe tener listo su vestido fucsia satinado. ¡Qué farsa!

8 comentarios sobre “¿A quién engañas, Noemí?

  1. Yo recuerdo haber votado por noemí en el 98, cuando hizo fórmula con Antanas.

    Claro, en esa época elegir entre Serpa y Pastrana era como elegir si uno quiere sufrir SIDA o HEPATITIS B, y Noemí aparecía representando a los independientes que queríamos la tercería. Así que hay que añadirle a todas sus militancias la “no militancia” en partidos tradicionales

  2. Ese panorama de candidatos si que es desolador, Juan Manuel Santos, el de apellido Arias mas conocido como Uribe2 y ahora esta sra., ah y Alvaro Uribe, si le da la gana de sguir administrando la hacienda.

    Pero volviendo a Noemi, a mi sinceramente, oirla y verla, me aburre. La veo como Uribe en version femenina, el habladito, la manera como mira a la gente, como se viste, nada en ella es natural.

  3. No-e-mí …
    no se que decir… yo también vote por ella cuando el vp era Mockus. Recuerdo que yo era un joven lleno de ilusiones democráticas (“los buenos podemos vencer a los malos a través de las urnas”) y estaba convencido de las maravillas de esa dupla. Pero también recuerdo que el día de elecciones la selección Colombia iba a jugar un partido de preparación contra Alemania (que a la postre terminó 3-0 creo, nos bailaron los alemanes en ese juego de preparación para el Mundial), y en los minutos previos al partido la entrevistaron…
    Noemí tenía bastante puntaje en las encuestas, y en esa entrevista futbolera empezó a perder la compostura y medio-sensatez que la había caraterizado hasta ese momento… empezó a decir estupideces como “Alemania es la maquinaria política que hoy Colombia vamos a derrotar con los goles de las urnas” y cosas por el estilo, sin ninguna coherencia, rodeada de colombianos que gritaban y ondeaban banderas (asi se escribe “ondear banderas”?)… lo de siempre….
    Creo recordar que Mockus, sentado a su lado, la miraba con cara de “y esta vieja se chifló o que???”, con un poco de pena ajena….
    Ese día dejé de confiar en Noemi, el día que me mostró que el poder la enloqueció…. terrible…

    AM

  4. Vladdo: El video de Jojoy comprometiendo al señor Correa con las Farc puede ser cierto, pero cuando uno hace méritos para ser considerado un mentiroso profesional e incorregible, nadie le cree. En la Operación Jaque hubo un actor que imitó con perfección la voz de aquel guerrillero, hecho confesado por la imprudente inteligencia militar, entonces nada de raro tendría que fue impuesta la voz y ponen a hablar a los demás como a los muñecos de Donoso –Quini y Lalo- y ahora estos vengativos funcionarios colombianos le echan más leña al fuego y Ecuador habrá de restregarles todos sus antecedentes. Lo dicho, el odio es igual a incendiar la casa propia para matar una rata. Más grave, se quejan los altos funcionarios del Ejecutivo, acusados de hechos muy serios, que les son violados sus derechos al debido proceso y no piensan en que esos mismos derechos le asisten a cualquier presidente del mundo. Otra vez buenos consejos seguidos de malos ejemplos. A propósito, Noemí aún no ha salido del Palacio de Justicia y como Mincomunicaciones de la época solo permitió que salieran al aire dos frases “defendiendo la democracia maestro” y “que cese el fuego”.

  5. Noemí… una más que se tragó sus palabras con tal de hacerse a una pendejada llamada “poder”, como un tal Fabio Valencia Cosio que reventó a puños a un Alvaro Uribe candidato a la Gobernación en la Registraduria de Medellín la noche de las elecciones que ganaría el entonces candidato aún liberal y que luego sería el palo en la rueda de la gestión del gobernador en compañía de otro gamonal conservador: Fabio Echeverri Correa.

    Parafraseando la denominación del ganinete de Abraham Lincoln, este es un “Equipo de Enemigos”, porque en cualquier momento, si Alvaro Uribe cae en desgracia, todos volarán en masa al banquillo de los acusadores… ojalá no termineos haciendo bulto los que nos hemos oponido desde siempre a lo que representa AUV.

    PD: Anonimo, una claridad: En ningun momento suplantaron la voz de ningun jefe del Secretariado, en la medida que éstos no se iban a exponer a ser localizados por el Ejército mediante comunicaciones radiales… es una regla elemental de la comunicación de guerra que los altos mandos no usan esos medios para comunicarse… ahora, para imitar a Jojoy es fácil, cualquiera saca la voz de un Culebro Casanova fariano jejeje

  6. Hace varios años cuando Lucho fue candidato presidencial y perdió con una altísima votación para alguien de izquierda y dijo que en en su partido ni él ni nadie recibiría tajadas del ponqué de Uribe, Noemí dijo “Ah, sí?, ofrézcanle una embajada a ver si se niega”. Con esta frase, cerré mi buena fe acerca de las intenciones de la re-candidata.

    Qué horror!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s