El anti-Cristo



Es curioso que el presidente Álvaro Uribe salga ahora a hacer acusaciones contra sus antiguos compañeros de filas en el partido Liberal. No hay que olvidar que Uribe, después del proceso 8000 –del cual Juan Fernando Cristo y otros dirigentes de la campaña Samper salieron exonerados–, no tuvo inconveniente en apoyar la candidatura presidencial de Horacio Serpa.

Si era cierto que “el senador Juan Fernando Cristo […] tramitó en su momento en que estaba en el Ejecutivo, dineros para campañas políticas que venían del narcotráfico”, como dice Uribe, ¿entonces por qué no lo denunció en esa época? Peor aún: ¿por qué estuvo trabajando hombro a hombro con Cristo en la campaña Serpa 98?

Hasta donde recuerdo, no denunciar un delito lo convierte a uno en cómplice. Entonces si lo que dice Uribe es cierto, ¿por qué se hizo el pendejo en 1998? Y si no es cierto, ¿para qué lo dice?

Para completar, Uribe comete un error histórico cuando pretende salpicar a Cristo, porque en la famosa campaña de 1994, obviamente, este senador no hacía parte del Ejecutivo, sino que llegó al Ejecutivo precisamente después de que Samper ganó esas elecciones…

Un comentario sobre “El anti-Cristo

  1. Primero que todo, gracias por contestar mi mensaje anterior.Me encanto el juego de palabras con lo del Anticristo…pero los acontecimientos realmente nos desbordan y todo parece un juego de sordos, mas no de mudos, porque un insulto, una calumnia o una expresion irrespetuosa no se le niega a nada, tal es el lema de este gobierno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s