Aleida y el Día Internacional de la Mujer

El personaje de Vladdo sueña con “un amor puro pero no casto”. El Día de la Mujer sirve “para que los burócratas se desaburran y las viejas amargadas se consuelen”, dice.

Por Patricia Medrano Araújo*

Es atractiva, inteligente, profesional y moderna. Para algunos demasiado. Le encanta la ironía, pero a la vez es frentera, nada le da pena. Bueno, tal vez mostrarse tierna la haga sonrojarse. Su máscara de mujer calculadora se derrumba cuando de sentimientos se trata.

A veces se deprime, pero se considera “generalmente” feliz. Admite que “el mundo sin hombres sería aburridísimo” y para nada comparte que se celebre el Día de la Mujer.

Aleida, esa singular mujer de ojos verdes que encanta y pone a reflexionar a los colombianos, respondió vía internet –cómo más si es que ella está con lo último en tecnología– esta entrevista a El País. Retrata tan bien lo que muchas mujeres piensan y sienten, que parece mentira que haya un hombre detrás de ella.

Aleida, ¿se considera feminista?
—Feminista no. Lo que pasa es que pienso que hay que defender el papel de la mujer dentro de la pareja.

¿Cree que es justo que se celebre el Día de la Mujer? 
—La verdad es que prefiero celebrar la Noche de la Mujer con un hombre.

¿Para qué cree que sirve este día?
—Para que los burócratas se desaburran y las viejas amargadas se consuelen.

¿Cómo ve a la mujer de hoy?
—En el espejo.

¿Cómo es su relación con los hombres? ¿Por qué pelea tanto con ellos?
 —Mi relación con los tipos es normal. Varios de mis mejores amigos son hombres. Sería aburridísimo el mundo sin hombres. Y no es que me la pase peleando con ellos. Adoro a los tipos en general, aunque detesto a alguno en particular.

¿Le gustaría algún día casarse y tener hijos… o sólo tener hijos?
—Por el tema de casarme ya pasé y fue suficiente; ese tema no me lo planteo hoy en día. La idea de ser mamá aún no la tengo tan clara, aunque me encantan los niños… de mis amigas.

Hay machistas que afirman que desde que la mujer salió a trabajar y dejó de lado el cuidado de sus hijos esta sociedad se desbarató. ¿Qué opina?
—La sociedad se está desbaratando desde los tiempos de la creación. A pesar de que Eva cuidó con tanto cariño a sus hijos, no pudo evitar que uno matara al otro.

¿Qué es lo mejor y lo peor de las mujeres?
—Lo peor y lo mejor es ser tan confiadas. Es malo porque los tipos se aprovechan, pero es bueno porque uno vive más tranquilo.

¿Con qué sueña Aleida?
—Con un amor puro pero no casto.

¿Qué le falta y qué le sobra? 
—Me falta voz y me sobran reflexiones.

¿La mujer sigue siendo objeto sexual? ¿Por qué las marcas venden más si hay una chica en bikini anunciando un producto?
—Es relativo. Lo grave del caso es que uno nada más se fija en las modelos, sin darse cuenta de las demás mujeres que son tratadas como objetos. Eso es peor.

¿A Colombia le hace falta una mujer presidenta?
—Yo de política no hablo.

¿Cree que una o varias mujeres deberían hacer parte de las negociaciones de paz con la guerrilla?  
—No insista: no hablo de política.

¿Por qué es tan irreverente, tan frentera y a veces tan agresiva?
—Lo que pasa es que la gente (principalmente de sexo masculino) parece que no supiera leer y cuando uno llama las cosas por el nombre se confunden y lo malinterpretan.

Díganos algo tierno… 

—Je, je, je… No me haga sonrojar…

~~~~~

*Entrevista publicada en ‘El País’ de Cali, el 8 de marzo de 2001.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s